Coronavirus

El coronavirus (SARS-Cov-2) es un virus que afecta a animales y en algunos casos también a seres humanos, en los que provoca infecciones respiratorias (COVID-19) que pueden cursar como un resfriado común, en la mayoría de los casos, o revestir mucha gravedad. En el 80% de los casos, la infección por este nuevo coronavirus, denominado oficialmente, produce síntomas respiratorios de carácter leve.

El virus se propaga de persona en persona por gotas respiratorias que las personas infectadas transmiten a través de la tos y/o estornudo o porque con las manos las depositan en superficies y/o objetos que tocan, de ahí la importancia de un correcto y frecuente lavado de manos.

Las personas más vulnerables son:

  • Pacientes que han viajado recientemente a zonas con transmisión comunitaria.
  • Personas que han estado en contacto mantenido contacto con casos probables o confirmados.
  • Los mayores de 65 años.
  • Personas con inmunosupresión congénita o adquirida (tratamiento con corticoides).
  • Personas con patologías crónicas y/o varias enfermedades a la vez.
  • Personas hospitalizadas por una infección respiratoria aguda grave (neumonía, síndrome de distrés respiratorio agudo, fallo multiorgánico, shock séptico, ingreso en UCI).

Los síntomas más comunes son:

  • Tos seca
  • Cansancio, malestar general
  • Sensación de falta de aire
  • Dolor de cabeza y/o mareos
  • Dolor muscular
  • Dolor abdominal, náuseas, vómitos y/o diarrea

Llama al 112 si empeoras y/o contacta con el número habilitado en tu comunidad. Ellos te aconsejarán que cuidados y medidas debes llevar.

Para diagnosticarlo se realiza una toma nasal y faríngea con un bastoncillo para detectar la PCR en el laboratorio de virología.

Por el momento, y hasta los resultados de estudios realizados, el tratamiento es sintomático para el dolor (analgésicos), la fiebre (antitérmicos), ingesta abundante de líquidos y reposo. En los casos más sintomáticos será preciso el ingreso hospitalario y según la gravedad de los síntomas, puede ser necesario el ingreso en la UCI.

La mejor manera de PREVENIR es evitar el contacto con otras personas, por ello:

  • Lávate las manos muy frecuentemente con agua y jabón o con desinfectante de manos a base de alcohol.
  • Tápate la boca con un pañuelo de papel cuando tosas o estornudes. Tira el pañuelo inmediatamente en una papelera y lávate las manos inmediatamente después.
  • Evita tocarte los ojos, la nariz y la boca.
  • Al toser y/o estornudad cúbrete la boca con la parte interior del codo y lavate las manos inmediatamente después.
  • Usa pañuelos desechables para eliminar secreciones respiratorias y tíralos tras cada uso.
  • No compartas utensilios personales como toallas, vasos, platos, cubiertos o cepillo de dientes.
  • Limpia y desinfecta los objetos y las superficies que tocas con frecuencia (como el teléfono móvil), usando un producto común de limpieza de uso doméstico en rociador o toallita.
  • Mantén al menos 2 metros de distancia con otras personas.

Si estás infectado y estás en aislamiento domiciliario por un caso leve:

  • Quédate en casa, evita salir de la habitación, mantenla ventilada y con la puerta cerrada.
  • Utilizala mascarilla si estás en contacto con alguna persona.
  • Utiliza tu propio baño. Si lo tienes que compartir, desinféctalo antes de que lo use otra persona.
  • Respeta las distancias de 2 metros con otras personas.
  • Ten en la habitación productos para la higiene de manos.
  • Ten un cubo de basura con pedal en la habitación y tira los productos de desecho en una bolsa de plástico colocada dentro del cubo. Anúdala antes de tirarla.
  • Limpia a diario las superficies que se tocan a menudo, baño e inodoro, con bayetas desechables y lejía (una parte de lejía y 99% de agua). Lávate las manos al terminar.
  • La ropa de la persona enferma se debe lavar por separado con el detergente habitual, a una temperatura de entre 60º y 90 ºC.

SI CUIDAS A PERSONAS INFECTADAS

  • Utiliza mascarilla cuando te acerques a la persona enferma. Evita tocar la mascarilla mientras la llevas puesta. Retírala  por la parte de atrás, sin tocar la parte frontal.
  • Utiliza guantes siempre que tengas que estar en contacto con la persona ella.
  • Lávate las manos siempre que entres y salgas para atenderle, aunque hayas usado guantes.

SI ERES PACIENTE CON ALGUNA PATOLOGÍA CARDIOVASCULAR                                   

  • Sigue el tratamiento médico que tengas prescrito hasta el momento actual, no retires ningún medicamento sin indicación médica., aunque te hayan pospuesto la visita programada.
  • Si se cumple el período de mantenimiento de la doble antiagregación (clopidogrel, prasugrel, ticagrelor),  intenta contactar con tu médico responsable para decidir si es o no necesario la prolongación.
  • Sigue las mismas pautas de salud para mantener tu salud cardiovascular, solamente debes disminuir ligeramente las calorías, dado que no vas a realizar la misma actividad física.
  • Intenta realizar, en la medida de lo posible, realizando ejercicio aeróbico y de resistencia, al menos 1 hora al día, repartidos en 10 minutos de calentamiento, 30-40 min de ejercicio aeróbico, y 10-15 min de ejercicios de resistencia simples.
  • Controla tu tensión arterial peso y frecuencia cardiaca como lo hacías anteriormente.
  • Si eres portador de un dispositivo implantado (DAI, marcapasos, o resincronización), la gran mayoría están conectados con su centro por control remoto, no te preocupe; si notas una señal auditiva del dispositivo, contacta con tu centro.
  • Si tienes dolor torácico o síntomas compatibles, llama rápidamente al 112 para una atención urgente, exactamente igual que ahora.
  • Evita acudir a urgencias salvo síntomas graves, es importante evitar la exposición al riesgo.

Enlaces de interés

Bibliografía