Entrevista a Rafael Mesa

Enfermero en la unidad de hospitalización de cardiología del Hospital Costa del Sol de Marbella. Máster en Nuevas Tendencias de Investigación en Ciencias de la Salud por la Universidad de Málaga. También es Licenciado en Comunicación por la Universidad de Málaga. Es miembro de la Asociación Española de Enfermería en Cardiología desde el año 2011. Actualmente pertenece al Comité Científico de la AEEC, es representante del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT) y pertenece al comité editorial como revisor de la European Journal Cardiovascular Nursing (EJCN). Durante los últimos seis años ha dirigido la revista Enfermería en Cardiología.

¿Cómo conoció la AEEC?

Mi primer contacto con la AEEC tuvo lugar en el congreso nacional que se celebró en A Coruña en el año 2011, donde presentamos varios compañeros del Hospital Costa del Sol de Marbella una comunicación que fue aceptada por el Comité Científico con el título de “Evaluación enfermera del paciente cardiópata. Identificar riesgos y establecer prioridades”.

En ese primer encuentro en el que participé, pude apreciar el gran trabajo que se realizaba desde la AEEC en la organización de un evento anual tan importante como es un congreso nacional. Allí pude conocer a muchos compañeros que prestan sus servicios en el área de la cardiología y comprobar de primera mano las experiencias profesionales que cada uno presta en sus respectivas áreas de trabajo. Me pareció una labor muy bonita por parte de los miembros de la asociación el poder poner en común todos sus conocimientos sobre su práctica diaria. Desde entonces no he faltado a ninguna cita anual en los distintos congresos que se han celebrado a lo largo la geografía española.

¿Cómo surgió el acceder a la dirección de la revista?

En el año 2012 coincido en la realización del Máster en Nuevas Tendencias de Investigación en Ciencias de la Salud en la Universidad de Málaga con Alberto Fernández, por aquel entonces representante del Grupo europeo de la AEEC y  miembro muy activo de la asociación. Yo en el año 2010 había finalizado mis estudios de periodismo en la Universidad de Málaga, y Alberto me comenta que podría ser interesante me incorporara a la AEEC. Asisto a varios congresos de la asociación y en el año 2013, tras el congreso celebrado en Girona me proponen desde la Junta Directiva de la AEEC, bajo la presidencia de Mari Luz Capote, la posibilidad de dirigir la Revista Enfermería en Cardiología. En ese momento acepto el reto de dirigir la revista, y así, poder poner en práctica mis estudios de periodismo en relación con la enfermería en cardiología y con la investigación enfermera.

¿Cómo ha evolucionado la revista en su etapa directiva?

Hubo una primera etapa, que fue una toma de contacto con el mundo editorial de las revistas científicas.  Yo no tenía experiencia en este ámbito, tan solo había realizado estudios de periodismo y de investigación enfermera, pero mi contacto con las revistas científicas era escaso, para ello conté con la inestimable ayuda Alicia González, que en esos momentos empezó como coordinadora editorial de la revista y que contaba con experiencia en el mundo editorial, ya que había colaborado con la Revista Española de Cardiología (REC). Entre ambos empezamos a instaurar en la revista un perfil más profesionalizado, con la actualización de contenidos, la introducción de las revisiones por pares, la incorporación de un amplio abanico de revisores con experiencia y con conocimientos sobre investigación. Con el apoyo de la Junta Directiva se introdujeron diversas novedades en la publicación, se mantuvo la sección de actualidad, se crearon secciones nuevas con artículos didácticos sobre metodología de investigación, artículos didácticos sobre electrocardiografía para enfermería, artículos sobre imagen, se inició un apartado de entrevistas a personalidades relacionas con la enfermería en cardiología. También creamos una página cultural sobre poesía con corazón, donde se publicaba un poema con la palabra corazón y una ilustración artística con la imagen de un corazón. Fueron unos años muy bonitos y vibrantes, trabajamos con mucha ilusión y aprendimos mucho sobre las publicaciones científicas.

Posteriormente hubo una segunda etapa, en la que contamos con una nueva coordinadora editorial, Maribel Calero, en la cual se ha tratado de dar continuidad a todos los años de trabajo anteriores, se ha aumentado el número de revisores y se ha tratado de disminuir los tiempos de publicación, así como se ha vuelto a introducir el open access para dar mayor difusión a los artículos que publicamos en la revista.

A ambas coordinadoras editoriales no debo más que palabras de agradecimiento por la gran profesionalidad demostrada a lo largo de estos maravillosos años.

¿Qué número de artículos se publican por revista y anualmente? ¿Y en cuanto al por tipo, revisión, originales, especiales, etc.?

En cuanto a la publicación de artículos, depende un poco del momento en el que se encuentren dentro del proceso editorial. El proceso editorial consiste, como casi todas las revistas científicas, en realizar una revisión por pares doble ciega. Los plazos que damos para una primera revisión son tres semanas y las posteriores revisiones son de unas dos semanas por artículo.

En cuanto al número de artículos por revista son unos nueve y, anualmente publicamos unos veinticinco artículos.

Durante estos seis años en la dirección de la revista se han publicado 21 números, del número 57 al número 78, con la siguiente distribución de artículos: 57 artículos originales, 33 casos clínicos, 9 artículos especiales, 7 números especiales del Congreso de la AEEC. Actividades de los grupos de trabajo, 19 entrevistas, 11 poemas con corazón.

De las distintas secciones fijas, se han publicado 19 artículos de Metodología. Enfermería Basada en la Evidencia, 17 artículos de Cuidados de enfermería en las alteraciones electrocardiográficas, 19 artículos de Una imagen vale más que mil palabras y 7 artículos de Cardio@Tec.

¿Ha mejorado la redacción de los artículos recibidos desde su llegada a la dirección?

La revista en sus más de veinticinco años de trayectoria, recordemos que se empieza a publicar en 1994, se ha destacado por dar cabida a importantes estudios de investigación, gracias al gran esfuerzo de los autores mostrado a lo largo de estos años. Por otro lado, mis antecesores en la dirección de la revista siempre tuvieron el gran acierto de velar porque se publicaran los artículos con mayor calidad científica.

Lo que sí hemos notado es que en los últimos años, con la implantación de los estudios de Grado de Enfermería, es que las facultades de ciencias de la salud han fomentado la investigación enfermera con asignaturas dedicadas a la misma y con el desarrollo de los Trabajos de Fin de Grado. Esto se refleja en que los nuevos profesionales de enfermería tienen un enfoque más global sobre la investigación enfermera. Esta nueva forma de desarrollar los planes de estudio de enfermería, da lugar a una mayor calidad de la investigación enfermera, lo cual también se refleja en que los artículos que se publican en nuestra revista tienen una calidad más contrastada.

¿Qué calidad científica cree que tiene actualmente la revista?

La calidad científica de nuestra revista trata de seguir las pautas que rigen los criterios de calidad de las revistas científicas en general. El pasado año, la revista Enfermería en Cardiología, se sumó, junto a otras publicaciones de enfermería al «Decálogo de Buenas Prácticas para la Divulgación de los Resultados de la Investigación enfermera», que refleja la calidad que deben tener las publicaciones de enfermería.

En dicho decálogo se destacan aspectos tan importantes como son: Establecer unas normas claras sobre los requisitos de autoría. Exigir al grupo de autoría el compromiso de transparencia, honestidad científica y originalidad de los datos presentados. Cumplir con la periodicidad comprometida en la publicación de la revista. Potenciar el proceso de revisión por pares doble-ciego y garantizar una evaluación independiente, imparcial y crítica mediante evaluadores de experiencia contrastada. Basar las revisiones en criterios científicos. Facilitar a evaluadores siempre una guía para la revisión. Establecer, consensuar y comprometerse a cumplir por parte de los editores de revistas unos criterios de calidad mínimos exigibles. Procurar la inclusión de la revista en bases de datos, garantizando que los metadatos de los artículos publicados en la revista sean visibles en Google Scholar. Establecer por parte del Comité editorial un procedimiento de detección de plagio u otras malas conductas científicas. Participar en iniciativas de carácter cooperativo entre editores que contribuyan a fortalecer el tejido editorial y su repercusión en la comunidad científica.

En cuanto a la repercusión de los artículos publicados, ¿en qué puesto se encuentra actualmente la revista (Fundación Index, etc.)?

En la última actualización del Ranking CUIDEN Citacion–2019, nuestra revista ocupa el puesto 47º, situándonos en el cuarto cuartil (Q4) de las revistas más citadas de Enfermería en Iberoamérica. En dicha actualización se ha producido un ascenso de cuatro puestos respecto al año 2018.

Por otro lado, ocupamos el puesto 16 en el «Índice H de las revistas científicas españolas en Google Scholar Metrics 2014-2018» en el apartado de Enfermería, donde también se produjo una subida con respecto al índice anterior.

Este incremento del factor de impacto en los distintos índices de citación, se debe fundamentalmente al incremento de los artículos que se reciben y a la calidad de los mismos, pero también hay que destacar la solvencia y la experiencia contrastada que tiene el equipo de revisores que colabora con nuestra revista. Esta contribución en las revisiones hace que los artículos mejoren de una manera destacable desde que llegan a la redacción hasta que finalmente se publican.

¿Qué relación mantiene la revista con otras revistas iberoamericanas y europeas?

Desde hace tiempo se ha mantenido contacto con la dirección de la European Journal Cardiovascular Nursing (EJCN) en el ámbito de los distintos congresos europeos de enfermería en cardiología, así como asistiendo a distintas reuniones con su comité editorial para establecer puntos de mejora en el ámbito editorial.

En cuanto a las revistas iberoamericanas, institucionalmente no se ha establecido ningún contacto con ellas, pero a lo largo de los años se han publicado diversos artículos de autores iberoamericanos.

¿Qué siente al terminar su etapa en la dirección?

Dirigir una revista como Enfermería en Cardiología ha sido un auténtico privilegio, ya que he recogido el fruto que dejaron mis antecesores. No tengo más que palabras de agradecimiento a todas las personas que confiaron en mi a lo largo de estos seis años, especialmente el apoyo recibido por Concepción Fernández en sus años como Presidenta de la AEEC, que me impulsó a trabajar con la máxima libertad. Han sido unos años muy intensos y llenos de trabajo y de buenas experiencias.

Gracias a Alicia y a Maribel por hacer que todo haya sido tan fácil, sin vosotras esto no hubiera funcionado.

Gracias a Alberto, Pascual y Juan Ignacio por haber podido contar con vosotros en esta etapa. Y gracias a los revisores, autores y a los lectores por vuestra confianza.

En cuanto al futuro de la revista, ¿cómo lo ve?

Veo un futuro esperanzador, ya que la revista queda en buenas manos con Jonatan Valverde como nuevo director, enfermero del Hospital de la Santa Creu y Sant Pau de Barcelona. Le queda por delante el importante reto de consolidar nuestra publicación y de explorar nuevas iniciativas para continuar con la divulgación de las mejores investigaciones que se realizan en la enfermería en cardiología de nuestro país. Le deseo toda la suerte en su nueva andadura.