Entrevista a Josefina Amor, representante de la Filial Gallega

Fini Amor, Socia n.º 1727 de la AEEC, es enfermera de Cuidados Intermedios del Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña, y desde hace casi dos años, es la representante de la Filial gallega de la AEEC.

Desde enero de 2019 han iniciado un espacio radiofónico en CUACFM, promovido por la AEEC y desarrollado por enfermeras de la Filial Gallega y del Hospital de A Coruña, del que  llevan ya 21 episodios. El programa es un espacio divulgativo centrado en el área del corazón y en la prevención de la enfermedad cardiovascular.

¿Cómo surgió la idea de realizar un espacio radiofónico divulgativo?

Pues surgió casi como por casualidad. Hablando con Eva (miembro de la filial gallega) sobre qué podíamos hacer para darnos visibilidad y transmitir conocimientos a la población Alex, compañero nuestro, nos escuchó y nos habló de radio CUAC, en el cual él ya tenía un programa y nos animó a hacer uno nosotras. Primero nos invitó a su programa, en el cual nos entrevistaron como enfermeras y ahí nos picó el gusanillo. No teníamos idea de cómo funcionaba la radio, pero en CUAC nos facilitaron todo: nos dieron formación, pudimos elegir un horario que no interfiriera demasiado con nuestro trabajo, ya que al trabajar a turnos no es fácil poder coincidir todos y, sobre todo, confiaron en nuestro proyecto y nos dieron los medios. Alex también fue una parte importante del proyecto, es nuestro técnico y el que no dejó que abandonáramos la idea de hacer un programa.

Además, tenemos que agradecer a nuestras compañeras que nos cambien turnos para poder hacer el programa, sino la mitad de las veces faltaríamos alguna.

¿Quién propone los temas que tratáis en el programa?

Los temas los proponemos todos, también otros compañeros o incluso los propios invitados nos dan pie para tratar otros temas. A veces leyendo un artículo, hablando con algún paciente o compañero van surgiendo ideas, vemos las inquietudes o carencias de los pacientes en cuanto a información y de ahí van surgiendo los temas a tratar. Incluso en alguna ocasión ya tenemos al invitado y de ahí sale el tema del programa.

¿Cómo seleccionáis a los profesionales que participan en los programas?

Una vez tenemos decidido el tema que queremos tratar buscamos a los profesionales o expertos que nos pueden transmitir sus conocimientos, comentarnos sus experiencias. Para ello utilizamos tanto la conexión personal con ellos si son compañeros o pacientes como las redes buscando información o preguntando a contactos que puedan conocerlos.

¿Qué opinan cuando les proponéis participar?

Alguno al principio se pone un poco nervioso y piensa que no va a saber hacerlo, pero en general todos aceptan encantados y les parece estupenda nuestra iniciativa.

¿Os cuesta que participen?

Tengo que decir que no, que se lo toman muy en serio y después de dejar a un lado el nerviosismo inicial se lo pasan genial en el programa. Siempre acabamos el programa con la sensación de que se nos queda corto, ¡hay tantas cosas que se quedan sin decir! El principal problema a la hora de participar es el no poder asistir por temas de horarios, compaginar agendas.  De hecho nosotras nos llevamos a los niños a la radio porque no siempre tenemos quién se quede con ellos.

La incorporación de pacientes o familiares de la patología tratada, le da al programa una cercanía  a la sociedad. ¿Es fácil convencerles para ir al programa?

Por lo general sí, aunque algunos al principio son un poco reticentes se dejan convencer. Les explicamos cómo funciona el programa, que lo que tienen que contar es simplemente lo que sienten, su experiencia, y así pierden el miedo.

¿Qué os comentan después de participar? ¿Salen satisfechos?

Nos dan las gracias por invitarlos y nos comentan lo bien que se lo pasan, que les sienta bien poder ayudar a otras personas contando su experiencia y que no les importaría repetir. Se sienten útiles y sí que salen satisfechos, incluso a veces emocionados.

¿Recuerdas algún programa especialmente, por mayor trascendencia posterior?

Yo creo que el primero, ya que fue un reto, no sabíamos cómo iba a salir, nos estrenábamos y era una incógnita cómo reaccionarían nuestros oyentes, o si tendríamos oyentes. Creo que si no tuviéramos todos los apoyos tanto de oyentes como de nuestros compañeros, de CUAC y de la  AEEC no habría muchos más programas. Ese programa nos dio voz y visibilidad tanto a los pacientes como a los profesionales y fue el inicio de una aventura radiofónica de la que estamos muy orgullosos.

¿Y por ser especialmente emotivo?

Yo diría que muchos de ellos son emotivos, no uno en concreto. Cuando hablamos de los niños siempre nos conmueve, pero tal vez me quedaría con el programa de trasplantes en el que una de nuestras invitadas nos habló de su experiencia como familiar de un donante y de un receptor en un breve período de tiempo que dejó marcada a su familia. También cuando hablamos de los proyectos solidarios. Es difícil no emocionarse cuando te cuentan experiencias personales.

¿Cuéntanos quien es Ricardo, vuestro cocinero de recetas cardiosaludables?

Ricardo es otro miembro de la filial gallega, enfermero del Álvaro Cunqueiro y nuestro cocinitas, además de ser muy hábil con los medios audiovisuales. En una reunión hablamos de hacer algo relacionado con la dieta cardiosaludable y él fue nuestro mayor descubrimiento, tiene un gran dominio de los fogones y la sección es muy completa, ya que hace una exposición muy detallada de las propiedades alimenticias de los ingredientes, además de unas recetas sanas pero muy sabrosas y apetecibles. La idea es que la gente se quede con la idea de que tener que llevar una dieta no implica que sea aburrido y sin sabor y Ricardo lo hace genial.

Enhorabuena por el premio al mejor programa magazine, cultural o divulgativo en los OSCUACS 2020, este mes de febrero. ¿Qué supone para vosotras este premio?

Lo supone todo, llevar solo un año en el aire y que nos den un premio era algo impensable para nosotros. Estamos muy contentos y orgullosos, ya solo el hecho de que nos nominaran es un orgullo, ganar el premio es un gran honor. Afianza nuestra confianza en el programa y en nosotros mismos, ya que somos unos principiantes y aún nos queda mucho que aprender, pero estamos en ello.

¿Cómo valoras la experiencia después de más de un año de episodios?

Es una experiencia maravillosa, estamos muy implicados y viendo que nuestros seguidores van aumentando tenemos la satisfacción de poder transmitir conocimientos de forma clara a la población. Además gracias al programa nosotros también conocemos proyectos y a personas muy interesantes, con cada programa nosotros también aprendemos algo nuevo.

¿Qué otros proyectos tenéis para el futuro?

Nos gustaría hacer educación sobre RCP en los colegios, creando una canción propia y aprovechando que ahora es un tema de actualidad, ya que está demostrado que una rápida actuación es imprescindible  para salvar vidas, además de enseñar cómo actuar ante otras emergencias (atragantamiento, cortes….) o que los más pequeños sepan cómo pedir ayuda.

El 4 de marzo hicieron su último programa antes de que se declarara el estado de alarma nacional por COVID-19. Y esperamos que muy pronto vuelvan a ofrecernos más programas tan necesarios e interesantes de divulgación a la población.