Holter

El Holter es un dispositivo electrónico  portátil, del tamaño de un teléfono móvil que permite registrar el ritmo cardiaco durante al menos 24 horas estando el paciente en su domicilio y realizando al actividad cotidiana. Suele emplearse  para detectar las irregularidades del ritmo cardiaco que no aparecen en un electrocardiograma normal.

Holter implantable

Cuando los síntomas son poco frecuentes el Holter convencional tiene una eficacia limitada, ya que el periodo de registro puede no coincidir con el momento en que se manifieste ese síntoma concreto. En estos casos se utiliza un Holter implantable subcutáneo, dispositivo de tamaño más pequeño, que se coloca bajo la piel mediante anestesia local y que permite la monitorización del ritmo cardiaco del paciente  a largo plazo, para el estudio y diagnóstico de los pacientes con síncope de origen desconocido.

Dispone de una memoria que tiene capacidad de almacenamiento, tanto de episodios activados por el paciente, como del registro de arritmias de forma automática.

La duración del holter implantable es de aproximadamente 12 meses, con la posibilidad de realizar hasta 400 activaciones (pulsaciones del botón).